Como todo en la vida, a veces es necesario hacer cambios, y esta premisa es aplicable también para el mundo digital. Por ejemplo, cada cierto tiempo es importante realizar una lavada de cara de un blog. Ahora bien, si tienes un blog es preciso que en estos momentos te hagas la siguiente pregunta: ¿tu blog ha cambiado o sigue exactamente igual desde que lo montaste?

Si al cuestionamiento anterior tu respuesta fue que nunca has cambiado nada y llevas más de dos años con tu blog, ha llegado el momento de hacerlo. Lo aconsejable es hacer una lavada de cara de un blog cada año. Chequea si estás a la vanguardia de las tendencias del momento, pero, sobre todo, algo importantísimo y que nunca puedes dejar pasar, ¿es fácil de leer?

Y es que, si no se lee bien, tus usuarios seguramente se cansarán y dejarán de visitar tu blog. Y como sin lectores este no tiene éxito, te vamos a contar qué pasa cuando llevas a cabo una lavada de cara de tu blog. ¿Es positivo o no para tus usuarios?

Lavada de cara de un blog: grandes beneficios para los usuarios

  • Reduce el ancho del cuerpo de todos tus posts

Es de suma importancia que permitas que tus usuarios puedan leer cómodamente sin tener que esforzarse demasiado. Piensa que, si de por sí es difícil leer un párrafo muy ancho en el papel, imagínate cómo es hacerlo en la pantalla con todo el brillo que esta emite. Así que, puedes cambiar por un ancho de máximo 700 píxeles. Tus lectores te lo agradecerán, pues será mucho más fácil leer todo lo que publicas.

  • Quita todo aquello que no sirve en tu sidebar

El sidebar es un lugar muy estratégico para poner cosas realmente importantes. En la actualidad, lo minimalista está a la vanguardia, entonces ¿por qué no eliminar todos esos premios, colaboraciones, archivos de las entradas, entre otras cosas? Mejor úsalo para conseguir suscriptores o para poner un widget con el objetivo de que los usuarios se queden un poco más de tiempo en el blog. La idea primordial, es que puedas tener allí cosas que les aporten valor a tus suscriptores.

  • Intenta reduciendo el menú y distinguiéndolo de las categorías

Muy buena elección eso de dividir todas las entradas en categorías, pues esto definitivamente, permite que los usuarios sepan de que va tu blog. Pero, al pensar en realizar una lavada de cara de un blog, fíjate si puedes ponerlas en otro lado, y no juntas al menú, el cual se encuentra en la parte superior.

  • Usa un solo color en el texto y otro color para los links

Usar varios colores en el texto, no es una buena idea porque confunde a los lectores. Porque cuando vemos un texto en un color diferente, solemos pensar que es un enlace. Así que lo más recomendable es aplicar la regla de los dos colores, y si quieres resaltar algo ponlo en negrita. Así, el usuario no se sentirá perdido en medio de la lectura.

En conclusión, te podemos decir que los cambios siempre serán importantes y, aunque cuando los realices quizás no le gustará al cien por ciento de estos, es importante que lo intentes y vayas chequeando qué es lo que te funciona y que no.

Deja un comentario

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandonelo ahora. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar