El comienzo de cualquier estrategia de marketing o idea de negocio siempre parte del conocimiento de tu cliente potencial. Conocer sus necesidades, sus problemas e inquietudes te permitirá saber la mejor manera de acercarte a él y ofrecer tus productos o servicios de manera exitosa. Hacer un adecuado mapa de empatía de tu cliente es un arma perfecta para profundizar en el conocimiento de tu cliente tipo.

Ponte en la piel de tu cliente

Comenzar un plan de marketing sin conocer a tu cliente en profundidad es el mejor camino para conseguir un espectacular fracaso. Saber hacer la imagen de tu Buyer persona es el primer paso para descubrir tanto las estrategias para llegar a tu cliente como para definir bien tu mensaje.

El mapa de empatía es el documento perfecto para poder clarificar todo lo que necesitas saber de tu cliente. No sólo se trata de saber sus datos estadísticos, el mapa de empatía, como su propio nombre indica, implica ponerse en su lugar y meterte en su piel.

Esto te permitirá entender a la perfección lo que le preocupa y lo que busca para que tu producto encaje en el ciclo de vida de tu cliente.

Cómo hacer un mapa de empatía

El mapa de empatía fue una creación de la empresa Xplane, es un documento que recoge los datos principales de tu Buyer Persona y facilita su segmentación y conocimiento profundo. Para realizar el mapa de empatía deberías seguir un proceso en siete pasos:

  • Haz un estudio de tu cliente tipo. Se trata de recoger los rasgos más representativos de tu cliente tipo de manera general. Su sexo, su rango de edad, nivel adquisitivo, hobbies, etc.
  • Lo que ve tu cliente. Fíjate en sus estímulos visuales, lo que tu cliente ve: videos de Youtube o programas de televisión, tipos de imagen, etc. En definitiva, los aspectos visuales en los que más se suele fijar.
  • Lo que dice tu cliente. De qué temas suele hablar o sobre los que le gusta discutir.
  • Lo que escucha tu cliente. Céntrate en su oído, de quién le gusta escuchar los mensajes: en lo político, social o cultural.
  • Lo que siente y piensa tu cliente. Descubre qué ideas tiene y a qué temas dedica la mayor parte de tus pensamientos. Lo que le preocupa o sus aspiraciones futuras.
  • Lo que le duele a tu cliente. Aquello que más le preocupa a diario, lo que le da miedo o aquello que desea, pero aún no ha conseguido.
  • Lo que necesita, sus metas. En esta última parte hay que centrarse en aquello que más desea conseguir y sus necesidades más acuciantes.

El gráfico del mapa de empatía

El mapa de empatía debe representarse de manera gráfica. Te tiene que permitir localizar a tu cliente de manera rápida y tener una imagen intuitiva de todas las fases.

En este gráfico tu cliente siempre aparece en el centro. Rodeando la imagen de tu cliente incluye los aspectos del punto anterior con la información que has recogido de él.

El objetivo de este gráfico es que visualices rápidamente qué papel puede jugar lo que tu le ofreces en la vida de tu cliente. La manera de incluir tu producto o servicio en su vida y explicárselo a él claramente mediante las estrategias adecuadas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.