Seguramente más de una vez te has preguntado de qué manera puedes lograr mejores resultados sin invertir una gran cantidad de tiempo, dinero y esfuerzo en las redes sociales. ¡Simple!: aplicando estos consejos que hemos compilado para ti.
Difunde lo que haces: nadie comprará tus productos si tú no te ocupas (y preocupas) de divulgar todo lo bueno que tienes para ofrecer; por eso, organiza campañas de e-mail marketing haciéndole llegar a todos tus contactos, reales y potenciales, noticias frescas sobre las novedades que hay en tu negocio (descuentos especiales, semanas de promociones, artículos recién llegados, nuevos servicios para el cliente, etc.).
Ofrece beneficios exclusivos: gana la fidelidad de tus compradores con gestos simples pero altamente efectivos como asegurarle descuentos después de determinados montos de compra o la posibilidad de acceder a oportunidades exclusivas si se registran en tu página web.
Organiza concursos: al igual que el punto anterior, es una manera de fortalecer el vínculo con tus clientes y convencerlos de que sigan contigo. No es necesario que gastes una fortuna, de hecho, puedes ofrecerles la oportunidad de figurar en la página dedicada “al cliente del mes” o el acceso gratuito a determinados beneficios exclusivos como  comprar antes que nadie tal o cual producto.
Instala “call to action” en tus páginas y portales: estos botones virtuales son excelentes porque incentivan a los visitantes a ponerse en contacto contigo de manera no invasiva.
Experimenta: no te quedes, solamente, con los métodos tradicionales para publicitar tus productos y servicios: estudia que hace tu competencia e impleméntalo en tus redes sociales pero también anímate a probar cosas nuevas: incluso si fallas, habrás aprendido algo que te servirá para el futuro.
Convierte a tus clientes en aliados: solicita, a través de formularios colocados estratégicamente en tu página web, que los clientes den su opinión sobre los servicios y productos que comercializas. El boca a boca es fundamental para generar un tráfico fiel y constante de público.
Usa los directorios gratuitos en tu beneficio: existen páginas, en Internet, que funcionan como los antiguos directorios, recopilando información valiosa sobre determinados negocios, por ejemplo, estudios de abogados, librerías o restaurantes; muchos de ellos permiten que agregues el link de tu negocio de manera gratuita. No desperdicies esa gran oportunidad para sumar contactos y lograr un espacio destacado en los buscadores.
Lo más importante: determina los puntos que te hacen diferente a la competencia y remárcalos ante el público: si tu producto es más fuerte, más resistente o más económico, hazlo notar, de manera sutil, cada vez que sea posible porque esa será el principal argumento de venta con el que contarás para que los visitantes te elijan a ti por sobre la competencia.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario