Comenzaremos diciendo que el crear y aprovechar una atmósfera mágica a través del relato es la premisa del storytelling. Es básicamente, una técnica cuyo objetivo es poder conectar a los usuarios con el mensaje que estás transmitiendo, bien sea de forma hablada, escrita o a través de una historia con un personaje y una trama.

El storytelling, busca por medio de la capacidad de contar historias, conectar emocionalmente con las personas, llegar al corazón y a la cabeza. Y, aunque esta siempre ha sido una técnica muy utilizada en el marketing tradicional, ahora que la mayor parte de la comunicación con el público es online, se adapta a la perfección a este medio. Ratificando que, a través de internet se puede llegar emocionalmente a las personas y generar una relación de confianza y fidelidad, siendo esto algo que sin duda alguna todas las marcas buscan.

Tipos de storytelling

Si bien existen diferentes tipos de storytelling, estos se basan en la naturaleza de la historia que buscas contar. Esto quiere decir que, todo dependerá del tipo de historia en el que vas a apoyar el mensaje a transmitir. Acá te compartimos algunos ejemplos:

Ficción

Este se distingue porque cuenta una historia en la cual los hechos relatados son irreales. Es decir, se apoya en personajes o situaciones inventadas, con el único objetivo de poder transmitir un mensaje.

Histórico

Este tipo de storytelling basa sus comunicaciones en contar la gran experiencia y reputación de su producto o servicio. Es decir, busca por medio de su propia historia generar diferentes sentimientos entre su audiencia.

Situaciones reales de consumo

El objetivo de este tipo de storytelling es que los usuarios puedan verse reflejados en las situaciones que viven los protagonistas de las historias contadas. Esto, a medida que consumen el producto o servicio de la marca.

Basado en los valores de la marca

Este consiste en hacer que los protagonistas de la historia contada representen los valores de la marca. El objetivo es entonces que el consumidor relacione la marca con la personalidad de los protagonistas, logrando así, posicionarse de una forma mucho más potente para esos valores específicos.

Características indispensables de un storytelling que vende

  • Demanda: lo primero es que debes asegurarte de que estás vendiendo lo correcto.
  • Argumento: debe tener un principio, un desarrollo y un final. Esto con el objetivo de que los consumidores puedan conectarse y seguir un hilo conductor.
  • Drama: lo incorporan al storytelling y le agregan tensión para poder enganchar a la audiencia.
  • Personajes: que sean creíbles y que tengan ciertos matices, no tienen que ser siempre héroes o villanos.
  • Sencillez: para poder crear una historia que realmente venda, es necesario que exista un solo mensaje y que este sea muy claro.
  • Familiaridad: cuando las historias suceden en un entorno familiar, conectan con más facilidad con la audiencia, pues, por lo general, se sienten identificados.
  • Tono y estilo adecuados: el lenguaje debe adaptarse perfectamente a los valores de la marca y a sus destinatarios. Por lo cual, es necesario definir si este es formal, informal, infantil, etc.

Deja un comentario

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandonelo ahora. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar