Un newsletter bien realizado puede ser una potente herramienta para lograr buena parte de los objetivos de tu campaña en marketing digital. Acá te contamos algunas técnicas para que cada uno de los newsletters que les envíes a los contactos de tu base de datos sea perfecto.

  1.  Plataforma correcta. Lo primero es contar con los servicios de alguna herramienta que se especialice en envío de mail. Esto ayudará indiscutiblemente a que la campaña alcance la mayor efectividad. Por ejemplo, una buena herramienta de email marketing debe tener segmentación de listas, reportes y otras funcionalidades que te podrán servir muchísimo a la hora de cumplir con tus objetivos.
  2. Siempre segmentar. Con una buena segmentación de tus contactos, podrás hacer más efectivo tu newsletter: saber por qué se suscribieron, cuáles son sus necesidades y sus intereses, te permitirá enviar la información más relevante para cada uno.
  3. El mejor formato. Sea cual sea el formato que escojas para tu newsletter, hay ciertas reglas que debes seguir para que tu email sea efectivo. Es decir, este debe ser visualmente atractivo, con la capacidad de ser amigable en su navegación y por supuesto, fácil de leer. Y por último, pero no menos importante, debe ser de diseño responsivo: tiene que adaptarse a cualquier dispositivo desde el que los usuarios lo lean.
  4. Dale foco. Un newsletter debe evitar cubrir demasiados temas a la vez. Si pierdes el enfoque, habrá tendencia en los usuarios a pasarlo por alto sin prestarle atención. Si por el contrario, logras atraer la atención de tus contactos, ya habrás hecho una buena parte del trabajo. Recuerda que los usuarios no pasan mucho tiempo leyendo un mail, sino que por el contrario, tienden a hacer una especie de escaneo del mismo, para decidir si les interesa o no.
  5. La personalización gusta. Si usas la segmentación para el envío de tus newsletter, estos serán mucho más efectivo. Además de eso, la personalización en ellos también importa: contribuye a hacer más humano el contacto entre la marca y las personas. Al existir la personalización, también es posible que las personas se sientan mucho más cercanas a la marca: esto potenciará la realización de tus objetivos.
  6. La importancia de un buen asunto. ¿Qué es lo primero que ve un suscriptor de un correo? Pues, el asunto: si este no es lo suficientemente explícito y atractivo, irá a parar directamente a la papelera y habrás perdido tu esfuerzo. Por eso, sin caer en engaños ni exageraciones, el asunto tiene que estar bien pensado para atraer al lector a abrirlo. Algunas características que puede tener son la originalidad y creatividad, evitar palabras que lo puedan categorizar como spam (gratis, satisfecho) y a la vez, busca crear cierta sensación de urgencia para que se impulse la apertura.
  7. Involucra a tus lectores. Es una buena idea pedirle a tus lectores algún “feedback”. Esto creará la impresión de que te interesan sus opiniones. Y no solo la sensación, sino que podrás aprovechar sus opiniones para saber qué pasa y podrás realizar algunos ajuste de acuerdo a lo que recibas. Además, recuerda poner siempre al pie del correo tus datos de contacto.

Deja un comentario

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandonelo ahora. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar