Las redes sociales se han convertido en la herramienta favorita de miles de millones de personas para establecer relaciones nuevas, conseguir trabajo y seguir a los famosos. ¿Por qué no aprovechar las redes sociales, entonces, para potenciar las ventas?

Facebook cuenta con más de un billón y medio de usuarios (cantidad que se incrementa exponencialmente mes tras mes) mientras Instagram y Twitter tiene quinientos millones de seguidores.

Indudablemente, las ventajas para tu negocio de aprovechar estas plataformas son innumerables, por ejemplo:

Posibilidad de superar las fronteras nacionales: las redes sociales permiten, a un costo realmente ínfimo, llegar, literalmente, a todo el mundo, una opción que, años atrás, solo parecía reservada para multinacionales como Coca-Cola, Adidas, Nike o Pepsi.
La realidad es que, si tienes un producto o servicio realmente bueno que ofrecer, cuentas con clientes en todo el planeta interesados en adquirirlo. Por lo que ya no estás limitado solo a la ciudad donde vives.
Contacto directo: solo necesitas un ordenador y una conexión a Internet para hablar con personas de todo el planeta. Se generan contenidos que pongan el foco en ti y tu negocio. Y de esta manera, se abren nuevas posibilidades comerciales que años atrás ni siquiera hubieras podido imaginar… ¡y todo en tiempo real!
Aprender como se comportan los clientes: las redes sociales, especialmente Facebook y Twitter, tienen herramientas que permiten determinar que personas te siguen, cuales son sus hábitos de consumo, en que lugar viven, como es su composición familiar, etc.: información fundamental para que puedas hacer publicidad más efectiva al tener en cuenta a la persona a la cual quieres conquistar (recuerda, no es lo mismo un hombre casado, con dos hijos a cargo y varias hipotecas que un estudiante universitario que solo quiere divertirse y no tiene que hacerse problemas por nadie: sus intereses, obviamente, son completamente distintos… y es lógico y muy natural que así sea 😊).
Seducir/atraer clientes: estudios recientes confirman que las personas pasan, al menos, tres horas por día conectados a sus redes sociales, por eso, si creas plataformas virtuales atractivas para tu negocio pronto verás cómo se incrementa el número de visitantes y eso se traduce, inevitablemente, en buenas ventas 😉; para ello, aplica trucos simples pero efectivos:
    • Ofrece descuentos a quienes acepten registrar sus datos en el formulario de tu portal web.
    • Organiza concursos con premios de manera semanal o quincenal. De nuevo, los participantes deberán dejar registrados sus datos. Así puedes crear una base eficiente sobre ellos).
    • Menciona a tus seguidores más fieles para hacerles sentir que forman parte de tu proyecto.

Deja un comentario