Tienes 0 artículos en tu carrito

No tiene artículos en su carrito de compras.

Subtotal: € 0,00

Dakos: un lujo no sólo de pobres

Dakos: un lujo no sólo de pobres

Una plétora de productos o platos, relacionados durante muchos años con las clases más desfavorecidas, se han “convertido” a lo largo de la historia en delicias solicitadas por todos. Un ejemplo ilustre es el cocido que, por muy humilde que sea su origen, actualmente se sirve en restaurantes de variopintas índoles pudiendo llegar a precios astronómicos. Ésta ha sido también la fortuna que ha corrido el plato cretense que se hace llamar Dakos (Ντακος) o Koukouvayia (Κουκουβάγια, que en griego significa “mochuelo”). Un plato que, hasta hace un par de décadas, ha sido un “lujo” sólo disfrutado por las clases más humildes y una delicia ofrecida sólo por las tabernas más escondidas de la isla para la mayoría de los visitantes. No obstante, los últimos años, los que habéis estado en Creta, ya habréis notado la omnipresencia de este mezzé en todas la tabernas de la isla. Así, la fama de dicho plato ha viajado por todo el mar Egeo traspasando incluso las fronteras helenas. El éxito de este producto y su acogida tan espectacular, tanto por parte de lo griegos (no cretenses) como por los turistas, ha dado lugar a algunas creaciones oporturistas como la ensalada cretense (ensalada griega con dakos).

El nombre del plato, Dakos, hace referencia a su ingrediente más importante. Pues Dakos es un paximadi que, como ya hemos visto en capítulos anteriores, se refiere al pan doblemente horneado cuyos orígenes en la gastronomía cretense llegan hasta la antigüedad. Dicho plato constituye el aperitivo cretense por antonomasia y raramente puede faltar en las mesas de la isla. Como no podría ser de otra forma, la elaboración del Dakos varía según los gustos y las zonas. He aquí la versión más paradigmática, a la que podéis añadir alguna variación según lo que os apetezca. Un aperitivo que seguramente sorprenderá a vuestros comensales tanto por su sabor como por su valor nutricional y saludable. Además, he de destacar que no tarda nada en hacerse!

Dakos es el mezzé cretense famoso por su simple elaboración y alto valor culinario. Un mezzé ligero que destaca por la armonía de los sabores y las texturas de sus ingredientes Dakos es el mezzé cretense famoso por su simple elaboración y alto valor culinario. Un mezzé ligero que destaca por la armonía de los sabores y de las texturas de sus ingredientes.

Ingredientes:
Dakos de cebada
Tomate en taquitos
Aceite de oliva virgen extra
Queso feta
Aceitunas Throuba
Orégano griego

 

Elaboración

  1. El paximadi Dakos se moja un poco para obtener una textura más suave, pero sin pasarse. Esto se puede conseguir sumergiéndolo en un cuenco con agua unos cinco segundos, aunque la duración puede variar según el gusto. También, para un resultado menos mojado, se puede pasar brevemente por debajo del grifo. Es importante que se mantengan dentro del Dakos islotes crujientes.
  2. El dakos mojado se coloca en un plato y ponemos encima los taquitos de tomate añadiendo un poco de aceite de oliva virgen extra.
  3. A continuación echamos el queso feta rayado (lo suyo sería Mizithra pero es bastante difícil encontrarlo en España), unas aceitunas Throuba, un toque más de aceite de oliva virgen extra y al final añadimos el orégano.

Una alternativa sería, en vez de mojar el Dakos rayar el tomate y echarlo por encima con todo su jugo, después seguir con los mismo pasos posteriores ya indicados anteriormente. Para que el resultado sea más refrescante, tenemos que procurar que el tomate este fresco directamente del frigorífico. Además, para paladares más finos, el aceite de oliva virgen extra se puede sustituir por Agoureleo Chalkidikis.

 

Deja un comentario
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más info
x